La casa Casi Cubo con piel de madera

El estudio chileno “LAND Arquitectos” construye la “Casa Casi Cubo”, en Punta de Lobos, a partir de conceptos como filtro, límite y piel, generando un volumen deformado para dar respuesta al entorno, que queda recubierto por un entramado de madera permeable a la luz.

Las obras del estudio LAND Arquitectos, con sede en Santiago de Chile se caracterizan por su compromiso social, su preocupación medioambiental y su apuesta por los valores locales del lugar donde se desarrollan. Sensibilizados con la ecología, sus proyectos abogan por la relación entre urbanismo y territorio, entre arquitectura y paisaje. La Casa Casi Cubo resuelve el programa de una segunda residencia, una vivienda para pasar las vacaciones en la costa, ubicada en una suave ladera en pendiente hacia la playa en Punta de Lobos (Chile).

La volumetría conseguida no recurre a formalismos o figuras concebidas previamente, sino que presenta un carácter abstracto, donde han primado las respuestas a condicionantes del entorno y la orientación. Aspectos como el soleamiento, la protección frente al viento procedente del sur o la apertura hacia las mejores vistas, han condicionado la forma de la edificación.

La casa presenta un cuerpo cerrado y protegido, como un refugio, donde se desarrolla la mayor parte del programa, y que se ve envuelto en una piel permeable a la luz y el viento. Este cerramiento, resuelto con listones de madera de pino, configura el perímetro edificado en tres de los lados de la vivienda. Por el contrario, el frente queda abierto y acristalado, con amplias vistas hacia el mar.

La piel exterior se formaliza como un límite físico pero no visual, al materializarse como un entramado de madera abierto a las vistas, que quedan acotadas y fragmentadas; un filtro que la luz traspasa, dibujando sombras en el pavimento; una cortina que no impide que el viento la atraviese, pero sí que matiza y disminuye su efecto.

La madera domina la imagen exterior que se percibe de la casa, en contraste con el frente acristalado orientado a poniente. La doble piel presenta, en su entramado, un aspecto textil. Los montantes verticales, variando su dimensión en altura, junto a los travesaños dispuestos en alineaciones alternadas, simulan la urdimbre de un tejido.

Entre el corazón protegido de la vivienda y su doble piel surgen espacios intermedios, algunos intersticiales, utilizados para provocar circulaciones perimetrales, pasos angostos y muy acotados, o por el contrario, espacios amplios, semicubiertos, que acogen funciones a desarrollar al aire libre, zonas de estancia, para encender un fuego o preparar una barbacoa.

 

Destaca el carácter ambiguo de la gran estancia exterior, definida como ampliación de la zona social de la casa, un espacio identificado como de encuentro, situado en el lado norte de la edificación. Acotado, tanto lateralmente como en cubierta, por entramados de madera, se conforma como un espacio híbrido exterior-interior, de percepción cambiante gracias a la variación de luces y sombras arrojadas.

 

El espacio interior se recrea en la contemplación del paisaje circundante, y se ve alterado por el influjo de la luz y las sombras que desmaterializan, delinean y acotan ambientes y estancias en constante transformación a lo largo del paso del tiempo.

La madera vuelve a ser el material dominante en el interior. Los listones, en tono claro, recubren suelos, techos y cerramientos verticales. El mobiliario asume ese dominio y sucumbe al color blanco. En contraste a la uniformidad, la carpintería emplea tonos negros, mientras la puerta de entrada y las perforaciones de la cubierta estallan en carmín.

La estructura reivindica su autonomía frente a cerramientos y revestimientos. Soportes y vigas, también en madera, contrastan con su color pardo. Las formas inclinadas dibujan separaciones virtuales en el espacio, delimitan ámbitos irreales o enmarcan vistas distorsionadas.

El carácter abierto de los espacios, la transparencia de los cerramientos y la piel permeable al exterior generan visiones pasantes a través de estancias y ámbitos diversos, vistas cruzadas, visuales tamizadas. La riqueza espacial aumenta gracias a la concatenación de situaciones, la combinación de las formas quebradas e inclinadas, o la piel desmaterializada al ser atravesada por la luz.

Noticia recogida en la web https://www.arquitecturayempresa.es/noticia/casa-casi-cubo-de-land-arquitectos. Fotografías de Sergio Pirrone.

La carcasa perfecta de madera para iPhone

Con la llegada de los iPhone vimos crecer a su alrededor todo un ecosistema de fabricantes de accesorios, entre los destacan las fundas y carcasas.

Woodcessories es el culpable. Carcasas de madera hechas a mano.

Carcasa Iphone Madera Cajas Carton
La madera utilizada en los productos de Woodcessories se obtiene de granjas certificadas de árboles. Las carcasas de Woodcessories son de madera.
Carcasa Iphone X Madera

Las dos primeras están hechas con madera de bambú (muy clara) y cerezo (rojiza), mientras que la última utiliza madera de nogal (más oscura). La procedencia de la madera es obtenida de granjas de árboles y está certificada por la ONG llamada Consejo de Administración Forestal.

Carcasa Iphone Madera Oscura

Las carcasas de madera de Woodcessories son diferentes, ligeras y muy sencillas de colocar y quitar. Sobre todo son totalmente distintas a cualquier carcasa que hayas podido probar.

Carcasa Iphone Madera Lateral

Su acabado es liso y suave en los dos modelos probados. Resultan resbaladizas al tacto, tanto como si el iPhone estuviera desnudo.

Si buscas una que te ofrezca mayor agarre, los modelos EcoCase Classic te lo proporcionarán junto con una protección más exhaustiva gracias a la goma de refuerzo en los laterales.

Carcasa Iphone Madera Trasera

El precio de estas carcasas para los iPhone 7 y 8 para el modelo EcoCase Classic es de 29,90 euros. Para sus hermanos Plus 34,90 euros. Los modelos EcoCase Cevlar 39,90 euros.

Una buena manera de hacer que tu iPhone sea diferente.

Dónde comprar | Carcasas EcoCase para iPhone.

Honda apuesta en su modelo URban EV Concept en acabados en madera

Honda Urban EV Concept, el urbanita que llegará pronto

El eléctrico pequeño de Honda es una de las novedades que pronto veremos rodar por nuestras carreteras, ya que la marca japonesa tiene planeado empezarlo a producir en 2019.

El nuevo Honda aún incorpora elementos de conducción manual como el volante y los pedales

Es un vehículo de líneas simples y minimalistas, para cuatro ocupantes, distribuidos en dos asientos tipo banco, con acabados de madera en el interior. Es un coche conectado y capaz de dar mensajes interactivos a los pasajeros, e incluye una amplia pantalla en el salpicadero que da información sobre la conducción. Se trata de un vehículo eléctrico con carácter urbanita y futurista, que dispondrá de una batería capaz de cargarse en tan solo 15 minutos, algo que revolucionará totalmente el uso del coche eléctrico que conocíamos hasta ahora.

 

La madera más presente que nunca no sólo en construcciones, también en lo último en vehículos. Enhorabuena Honda. La madera esta de moda.

Reinventar la estructura de madera para nuevas construcciones de edificios

El estudio Ábaton concluye en Madrid un edificio de viviendas de 20 metros de altura con estructura de madera.

Asegurando que la madera facilita la construcción, ahorra energía durante la misma, optimiza la superficie útil y multiplica el ahorro energético en el interior de los pisos. Y es que la vieja madera podría ser el material del futuro, más fácilmente remplazable (en bosques reforestados con tala controlada) y más ligera que los costosos y pesados acero y hormigón armado, la madera laminada cruzada CLT pegada a 90 grados es, además, siendo más resistente al fuego y más fácil de manipular. Se trata de un edificio de viviendas con muros de carga, forjados y vigas de madera contralaminada. La prefabricación con elementos y estructura de madera es el sistema constructivo del futuro por el respeto al medio ambiente, y la eficiencia energética y la conservación forestal además de la reducción de los plazos de construcció. Es de destacar la mejora en el ratio de superficie útil/superficie construida y la aportación al confort de las personas que ya están viviendo dentro de edificaciones realizadas con elementos naturales.

Reinventar la estructura de maderaReinventar la estructura de madera

El video  youtube.com/watch de The Economist muestra cómo la madera laminada cruzada CLT es más ignífuga que el acero, que llega a calentarse, o el hormigón. Dee ahi que el CLT sea un nuevo material, una vuelta al pasado con la tecnología presente, pensado para el presente y para el futuro.

Los suelos de roble y la estructura de madera de su edificio de viviendas evitan los puentes térmicos y multiplican la superficie útil. Hacen posible una construcción —con prefabricados de madera CLT— más rápida y más sostenible —con menor emisión de CO2— teniendo un consumo futuro de los habitantes del edificio muy inferior al de una vivienda estándar.

El suelo radiante y refrigerante, con una capa de lana de roca y otra de poliestireno de alta densidad tras una fachada de zinc blanco, completan el aislamiento de un edificio que trata de cuidar el confort de sus inquilinos y la conservación del medio ambiente con lógica y sin temor a mirar hacia atrás para encontrar en la actualización de los materiales una vía de futuro.

La madera está de moda y las últimas tendencias te las contamos en Laminur Maderas Menur.

https://elpais.com/elpais/2018/02/09/del_tirador_a_la_ciudad/1518206282_326638.html