Centro escolar en Tendon, Francia hecha en madera

El edificio de la nueva escuela en la ciudad de Tendon en la región francesa de los Vosges es innovador en más de un sentido: con madera de haya, madera corta y el desarrollo de un sistema constructivo de vigas y cajones con aislamiento de paja,  se ha conseguido este  proyecto experimental para esta escuela que ante todo destaca por ser un espacio especialmente acogedor.

La escuela ha sido bautizada por sus alumnos como ¨la colmena¨ y su edificación se caracteriza por el aprovechamiento de la madera de haya, dando como resultado un ambiente agradable y acogedor de gran confort acústico que se integra con su geometría inédita en el centro del núcleo urbano.

El proyecto ha sido una iniciativa del Ayuntamiento de Tendón (Francia) con el objeto de valorizar sus bosques en los nuevos proyectos de arquitectura. Haha Architecture quien ha desarrollado y realizado todo el proyecto destaca «que se ha tenido muy en cuenta las necesidades de los usuarios, el ambiente exterior y la cultura del lugar así como los oficios tradicionales de la región».

La madera corta proveniente de los aserraderos locales lleva a los protagonistas del proyecto a escoger un sistema constructivo de vigas encajonadas, cuyo ensamblaje se realiza mediante tornillos y clavos, adaptado a los equipos de trabajo de las empresas artesanales. Los muros encajonados y rellenos de aislamiento de paja son módulos prefabricados en taller, y la madera de haya aparece reflejada tanto en ellos como en la estructura aparente del resto del edificio. Para conseguir un funcionamiento térmico cercano al pasivo, se ha utilizado la paja como aislamiento principal del edificio, quedando confinada en el interior de los módulos prefabricados.