Essence E-Raw: la moto eléctrica con asiento de madera

Inspirada en las primeras custom y café-racer, la Essence E-Raw es una motocicleta 100% eléctrica con un rango de autonomía de 185 kilómetros que se basa en la simplicidad y en la vuelta a los orígenes. Sus bazas son un diseño puntero y unas soluciones mecánicas artesanales que configuran el primer prototipo de unas motos únicas.

El nuevo paradigma de la propulsión eléctrica está generando nuevas propuestas no sólo en el mundo de la automoción, sino también y de manera abundante, original y diferenciada, en el mundo de las motocicletas.

El asiento de la Essence E-Raw está fabricado en capas de madera laminada.

El menor peso alarga el número de kilómetros a conducir, por ello, las propuestas de motocicletas básicas aumentan. Lo que ya no es tan sencillo es encontrar lo que propone la Essence E-Raw, una mezcla de sencillez, robustez y fiabilidad que hacen de ella una moto no sólo ecológica, sino además, con una durabilidad que también prolongará su vida útil, algo muy necesario en este mundo en el que el consumo rápido de objetos se está convirtiendo en el peor enemigo de la salud medioambiental.

En la E-Raw confluyen la simplificación del tren motor debido gracias a la propulsión eléctrica y la simplificación de la parte ciclo, debida a la vuelta a lo fundamental en esta parte mecánica, lo que limita su peso en la báscula a tan sólo 167 kilogramos. Además, y por otro lado, sus diseñadores han aprovechado estas dos tendencias para volver a realizar una moto que vuelve a los materiales en bruto, el metal y la madera, que sus operarios modelan bajo técnicas artesanales más del pasado que del futuro. Estos materiales quedan expuestos a la vista, obviando recubrimientos innecesarios que aporten peso y cubran su belleza intrínseca y su alta tecnología. No obstante, se ha recubierto el pack de baterías de una manera discreta para ganar en elegancia, mientras que su asiento, fabricado en capas de madera laminada, le proporciona un sello propio e innovador. También queda la vista su estructura tubular en acero fijada sobre unas suspensiones Ohlins.

La Essence E-Raw emplea materiales en bruto como metal y madera, que se modelan artesanalmente.

En cuanto a la capacidad de las baterías se eleva a 10,1 kWh, dotándole de una autonomía de 185 kilómetros, una distancia aceptable, que se puede duplicar con tan sólo esperar los 30 minutos que dura una recarga completa de sus baterías (efectuada con el sistema de recarga europeo CCS o Combined Charge System también denominado Combo). Gracias a ellas, entrega una potencia máxima de 109 caballos y un par motor de 180 Nm, alcanzando su máxima velocidad a los 155 km/h y, lo que es mejor, una aceleración de 0 a 100 km/h en tan sólo 3,5 segundos.

Su llamativo diseño, que reúne minimalismo y autenticidad, han hecho que la E-Raw haya sido elegida como una de las motocicletas más promocionadas del año entre las principales páginas web del mundo de las dos ruedas.

La madera está de moda.

Laminur Maderas Menur.