Modulo de Endesa para la Smart City de Barcelona

Endesa ha estrenado el edificio que será el Centro de Control de su Smartcity Barcelona y laboratorio de ideas (think tank) sobre eficiencia energética, ciudades inteligentes. Se trata de un innovador edificio solar donde la madera laminada en toda la estructura es el protagonista, junto con los paneles solares.

Casa Solar de Endesa

El pabellón está instalado al final del Muelle de la Marina, su uso servirá como Centro de Control provisional de Smartcity Barcelona, el proyecto de ciudad inteligente que la compañía energética está desarrollando en la ciudad y en el que se invertirán 100 millones de euros en los próximos años; y por otra, como edificio de exhibición del proyecto Smartcity Barcelona, en el que se dará a conocer la telegestión, la presencia de vehículos eléctricos, alumbrado eficiente, monitorización e incorporación a la red de energías renovables y la utilización de materiales naturales en la esencia del edificio con la madera como protagonista del habitáculo. Se trata de un pabellón modular diáfano, ligero y desmontable, con una superficie construida de 154m2, son módulos formados por pórticos de madera laminada y cubierta fotovoltaica, que posibilitan un consumo medio diario de unos 20kwh y una producción energética prevista de 100 kwh.

Casa Solar de Endesa

El edificio de madera ha sido construido en un mes, gracias al empleo de piezas producidas en formato digital, cortadas en cadena. El módulo global ha sido diseñado como una casa solar

Casa Solar Endesa

Inteligencia distribuida

El proyecto supone un ejercicio en el que un edificio es adaptado mediante el añadido de una serie de módulos en su fachada. Estos módulos, que son vistos en sección como piezas triangulares, suponen optimizar el edificio con una inteligencia energética y espacial. Sus dimensiones y componentes varían en función de la orientación e inclinación del sol, de la relación con el entorno y otras necesidades técnicas.

Casa Solar de Endesa

 

 

La forma sigue a la energía

Casa Solar de Endesa

Las inclinaciones de los paneles varían en función estas orientaciones principales. Las fachadas con componente sur se equipan con módulos preparados para que la radiación solar de invierno, con inclinaciones máximas en torno a los 30 grados, entre al interior y se acumule calor por efecto invernadero. Y para que la radiación solar de verano, con inclinaciones máximas en torno a los 70 grados, no entre al interior. Para este último caso también se dota de protecciones verticales para proteger del sol bajo de verano.

Por lo cual en invierno las ventanas estarán soleadas, ganamos calor; y en verano las ventanas estarán en sombra, evitamos ganar calor. Las fachadas de componente norte son más cerradas, tienden a protegerse porque no reciben radiación solar en invierno. Albergan las instalaciones y el baño, haciendo de barrera térmica ante la parte más desprotegida por el frío.

Madera, material solar

La casa solar se construyón con un material solar. La madera es un material vivo que crece con el sol. Es un material inagotable, producido en cultivos. Es un material blando y accesible, fácil de trabajar, adaptar y ensamblar. Es un material cálido, que nos proporciona un alto aislamiento térmico.

Encontramos varios tipos de madera con la que se ha construido el pabellón: la estructura y paneles principales son de kerto, se panela con conglomerados de fibras procedentes de reciclaje, abedul para acabados interiores y acacia para las tarimas exteriores.

Madera, material solar, Casa Solar de Endesa

Fabricación digital

Casa Solar de EndesaEl diseño por software ha sido realizado mediante el uso de herramientas paramétricas. Estas herramientas nos permiten regir el proyecto mediante los criterios explicados anteriormente. Pero traducidos mediante ecuaciones matemáticas que producen y alteran la geometría del edificio. Los parámetros que han definido la geometría se basan en inclinaciones solares, orientación y aperturas al exterior.

El pabellón ha sido construido en un solo mes de plazo. Esto es posible gracias a la producción de piezas que son definidas en formato digital y cortadas en cadena con gran rapidez, aunque sean completamente distintas entre sí. Además, contamos con que la madera es un material fácil de cortar y transportar.

Actualmente se puede tener un diseño digital que controla al milímetro lo que se va a ejecutar en obra. Los encuentros entre piezas han sido resueltos mediante software, y las piezas se cortan pensando en el sistema que forman en el edificio. Con esta precisión, las piezas de madera llegan a obra con los rebajes para encuentros y los agujeros para recibir tornillería. Los módulos perimetrales de fachada son producidos y ensamblados en fábrica, por lo que en obra sólo deben ser encajados. Aumentando aún más la eficiencia de la construcción.

adera, material solar, Casa Solar de Endesa

Hablamos por tanto de una arquitectura de construcción rápida, basada en el ensamblaje preciso de piezas que conforman un sistema. Un sistema completamente adaptado, que lejos de una repetición indiferenciada, se basa en la estandarización de una lógica, distribuida a través de piezas variables.